La biblioteca de Clàudia

¡Hola de nuevo! Hoy es lunes festivo en Catalunya, lunes de Pascua, pero aquí tenéis post nuevo y es que ya hace tiempo que tenía pendiente enseñaros la biblioteca de Clàudia y algunos otros rincones con libros en su habitación. En breve quiero dedicar unas semanas a los libros en el blog, puesto que ya estamos en abril y se acerca el día de Sant Jordi en Catalunya o el Día Internacional del Libro en cualquier parte, y de esta forma lo introducimos con nuestra biblioteca. Si en las fotos veis algún libro que os interese ver con más detalle no tenéis más que pedírmelo 😉

A Clàudia le encantan los libros, rara es la noche sin cuento antes de dormir además de pasar otros ratos echándoles un ojo. De momento no lee, claro, pero todo se andará. Intentamos inculcarle desde pequeña el amor por los libros y de ahí que en su nueva habitación de juegos hayamos acondicionado mejor su biblioteca. ¡Aquí la tenéis!

dav

El ángulo y espacio de la habitación no nos permitió hacer mejor foto pero creo que os hacéis una idea ;). Elegimos este formato de mueble porque caben muchos libros en él y nos permite clasificarlos mejor. Los compramos en Leroy Merlin y en Amazon. En Ikea encontráis muebles prácticamente iguales, seguro que los conocéis, pero son más profundos y se nos comían más espacio. Estos son menos profundos y para los libros nos resultaban suficientes. Ya sé que hay rincones de lectura preciosos con las portadas de los libros a la vista, más fácil de encontrar para los peques, pero también ocupan muchísimo más espacio y permiten menos libros. Lo encontramos poco práctico para guardar tanto libro y de esta forma Clàudia ya reconoce los libros por su lomo.

En la parte superior aprovechamos para ubicar algunas cosas, como un bote con fotos de la familia que hicimos para la guarde, un calendario/reloj infantil, el famoso arcoiris de Grimm’s o unos muñecos como decoración, así como algunos libros más grandes que ahora veréis. En el mueble aprovechamos los dos huecos que nos quedan de momento para estas cajas de tela que encajan perfectamente y que compramos en Leroy Merlin. En una de ellas guardamos marionetas o muñecos relacionados con los libros que tenemos. En la otra guardamos los clásicos muñecos pequeños de goma y una bolsa de tela con coches y demás vehículos.

Pero vamos a los libros, el centro de este post, y os los enseño mejor en estas fotos:

dav

Estos son justo los que os mencionaba. Son libros de tamaño muy grande que no caben en los recuadros del mueble y que ubicamos justo encima y tumbados.

Os cuento ahora cómo organizamos los libros en los recuadros… Sé que se recomienda muchas veces ordenarlos por el color del lomo, para que al peque le resulte más fácil guardarlos después, pero a veces somos papi o yo los que cogemos los libros y, la verdad…, yo no me acuerdo del color de cada libro como para buscarlo así. Los guardamos por temas o tipos de libros y Clàudia se ha acostumbrado también a este orden, así que no suele tener problemas para ubicar el libro que busca.

dav

En la foto de arriba, los dos primeros recuadros. En el primero hay libros con solapas o ventanas y libros tipo pop-up. En el segundo recuadro, libros relacionados con hábitos diarios (alimentación, operación pañal, etc.) y alguno más sobre el cuerpo humano, emociones o similar; al lado hay libros relacionados con las estaciones del año o tradiciones, festividades…, y al final algunos libros de arte infantiles de los que tengo pendiente hablaros algún día (mi amiga Eva es historiadora del arte y le va regalando  a Clàudia algunos libros muy chulos para transmitirle su pasión :P).

dav

De nuevo en la foto de arriba dos recuadros más. En el primero de ellos, libros con sonidos o de canciones. Les siguen libros juego o interactivos, incluso con piezas para sacar, preguntas…, y algunos libros de una colección sobre animales de la selva. En el segundo recuadro, guardamos libros para aprender palabras, colores, números…

dav

Estos son los dos últimos recuadros y en los que guardamos los “cuentos para contar”, como papi y yo los llamamos, los ideales para antes de ir a dormir. Tratan temas varios pero todos son historias, relatos…, los que más relajan a Clàudia. En el primero hay libros Disney o de películas del estilo, además de nuestras pequeñas colecciones: los libros del entrañable elefante Elmer, los del famoso Grúfalo y los escritos e ilustrados por Anna Llenas, una de nuestras favoritas. En el segundo recuadro, otros varios y sobre mil cosas, pero todos contienen historias o cuentos.

Además de este mueble librería ubicado en la habitación de juegos, hay otros rincones con libros en su propia habitación, donde está su cama (más bien litera, que Clàudia compartirá con su hermana Aitana), su armario…

dav

Este es un rincón al lado de la litera, una caja de madera con ruedas que nos incita a dormir y a tener dulces sueños con su mensaje ‘Dream big’. Y que no falte la nube sonriente… Ya os dije en el anterior post que las nubes se habían convertido en el tema central de esta habitación. En la caja guardamos la muñeca Little Bunny, con ese gesto dormido, y los libros que hablan de dormir o pensados para ese momento.

Y aquí el estante ubicado a los pies de la cama de Clàudia:

dav

Pretendíamos que esta habitación fuera más relajante, pensada para ir a dormir. Ya la habitación de juegos está para lo demás… Y esta es la decoración en la parte de arriba, donde duerme Clàudia. En los pies de la cama colgamos este estante de Ikea (se vende en color madera y papi lo pintó de blanco) para dejar los libros que hemos leído esa noche y no tener que subir, bajar… de la litera. Aun así, hay alguno que siempre está allí fijo, como los que hayamos incorporado más recientemente o el que veis en la foto, ‘La meva petita habitació’ (‘Mi pequeña habitación’). Esta habitación es muy pequeña y este libro habla precisamente de las cosas bonitas que podemos hacer en una habitación pequeña :).

Y no podía faltar el letrero que veis más arriba, con el juego de palabras ‘Leer da sueños’. Es de Hada Darabita y me encantó en cuanto lo vi hace ya muuucho tiempo. Lo compré y lo tenía guardado en el trastero hasta que llegara el momento de arreglar esta habitación. La guirnalda de bolas de luz a un lado la compramos en Tutete y está colgada del armario.

dav

Y por último… uno de los rincones más especiales:

mde

Esta es la que será la cama de Aitana, la de abajo en la litera, con una mantita, cojines, una caja de tela llena de sonajeros y muñecos de tela… y estos libros tan especiales. Son libros que hablan de un bebé dentro de mamá, de futuros hermanitos… Pronto os hablaré de ellos en un post especial este mes ;). Clàudia sabe que estos libros hablan de su hermana Aitana y este es el rincón para ella.

Y hasta aquí el cómo guardamos los libros infantiles en esta casa. Espero que os haya gustado y que hayáis podido coger ideas si andáis pensando en crear rincones parecidos. ¡Contadme vuestras impresiones! Y como os decía… si algún libro os llamó la atención no dudéis en preguntarme para que os lo enseñe con más detalle en otro post. Si no falla nada… el próximo lunes empezamos dos semanas dedicadas a los libros, recomendaciones para el Día del Libro :). ¡No faltéis!

Conociendo… MiMuselina

¡Hola de nuevo! ¿Cómo estáis? Cuánto tiempo… Por aquí el embarazo va siguiendo su curso a buen ritmo, ya son 26 semanas y hoy quiero enseñaros una marca de cositas para bebé que he descubierto en estos últimos meses y que me está encantando. Se trata de MiMuselina, que nace de unos padres decididos a hacer más especiales las tan útiles muselinas para bebés. A partir de ahí, su negocio fue en aumento y ahora podemos encontrar muchas más cosas en su web, todas ellas pensando en los más peques de la casa. Yo, por ejemplo, les descubrí buscando online un cojín de lactancia que también me sirviera para dormir más cómoda en este embarazo.

Desde entonces he recopilado unas cuantas cosas de su web, algunas que yo misma he comprado, otras que ellos mismos tuvieron el detallazo de enviarme para poder probar con mi peque… y las más recientes, regalazo de mis amigas Iria y Lupe para su ‘sobri’ Aitana (¡mil gracias de nuevo, niñas! :)). Con lo cual y ya que tengo variedad… hoy decidí hablaros de todo lo que tengo por si andáis buscando algo parecido y os lo dejo linkeado a su web para más información.

Muselinas

Voy a empezar por sus muselinas ya que, como os decía, son su producto estrella. Son todas de gasa 100% algodón, algo que me parece importante para medir su calidad, ya que el algodón siempre es más respetuoso en el contacto con la piel de nuestros bebés. Son transpirables e imagino que sabréis que tienen muchísimos usos, ¡con Clàudia las usaba a diario! Sus más conocidas son grandes, miden 1 metro en cada lado y tienen el fondo blanco con frases súper originales estampadas en color, usando tintas con base al agua inocuas para el peque. Estas frases son las que las hacen diferentes y perfectas para regalar. Aquí os enseño las mías:

dav

‘Mi mamá hace magia con un beso’ y ‘Mi hermanit@ tiene el superpoder de cuidar de mí’. Esta última la tengo ‘repe’ pero es que… me encanta que Clàudia esté involucrada en esto y no quiero dejar de usarla, con lo cual… me viene perfecto tener dos iguales, jeje… ¿No os parecen preciosas? Tenéis muchas más donde elegir, algunas de ellas muy divertidas y originales.

Baberos

En la línea de sus muselinas están los baberos, también de gasa 100% algodón y también con su frase estampada, que los hace más graciosos. Cierran con velcro y el tipo de tela me parece perfecto para las babas o la leche que a veces regurgitan y mancha.

dav

Los míos llevan las frases ‘De mayor quiero ser como mi mamá’ y de nuevo ‘Mi mamá hace magia con un beso’. Como comprenderéis… la que también necesita babero soy yo, porque se me cae la baba con estos baberos :P.

Chupeteros

En una web de accesorios para bebés no podían faltar los chupeteros. Los de MiMuselina son de tela también 100% algodón y los tienen en distintos diseños, con un clip por un lado para cogerlo a la ropa o donde mejor vaya y con goma en el otro extremo, para sujetar bien el chupete. Tengo que decir que Clàudia no llegó nunca a usar chupete, pero perdimos algún sonajero o muñeco que otro que podríamos haber sujetado perfectamente con un chupetero así. Al final se les puede dar varios usos.

dav

Bodys

En la web hay hasta bodys y, cómo no, también podemos elegir su frase estampada. Son 100% algodón y los encontráis en distintas tallas. El nuestro es talla recién nacido con la frase ‘De mayor quiero ser como mi papá’. Las ‘titas’ Iria y Lupe pensaron en toda la familia al hacernos este regalo y papá no iba a ser menos, jeje… ¡A él le encanta el body, por supuesto! Yo tengo mi babero, Clàudia su muselina… 😛

dav

Este body es, como veis, abierto por delante y debajo y eso me gusta mucho. Que sea abierto por delante da más comodidad a la hora de vestirlos y desvestirlos, no sólo en el momento del cambio de pañal. Al menos con Clàudia eran este tipo de bodys los que más cómodos me resultaban. Si eran sólo abiertos por debajo (lo cual suele pasar con estos bodys originales) me suponían un follón cuando era tan pequeñita.

Cojín de lactancia

Este es el producto por el que yo les conocí, el cojín de lactancia o cojín nido como ellos lo llaman. Es algo que me resultó súper útil en mi anterior embarazo y también en todo el periodo de lactancia, al menos cuando más pequeña era Clàudia. Lo usaba para dormir yo más cómoda con la barriga, para apoyar a Clàudia cuando mamaba, para dejarla recostada o sentada en el sofá, como tope en la cama para que no cayera… ¡Mil cosas! Lo usé tanto que ya andaba muy estropeado y ahora necesitaba comprarme otro.

Elegí el de MiMuselina por el tipo de relleno que usan, entre otras cosas. Podéis elegir otros tipos pero yo me quedé con las microperlas, que van rellenas de aire y con el tiempo se adaptan al uso y a cada forma que le quieras dar al cojín. También por los diseños de sus fundas, más bonitos y actuales para mi gusto, sin distorsionar mi decoración porque el cojín siempre anda por medio en todos sitios (llamadme maniática pero yo me miro esas cosas, jeje…). Las fundas tienen unas cintas en sus extremos, para poder anudarlas y fijar esa forma si así lo queremos (en la foto podéis verlo).

dav

Me hice también con una funda adicional, para poder irlas lavando y tener siempre una de recambio.

Nubes personalizadas

Os enseño ahora algunas cosas más decorativas y esta es otra de mis compras estrella, sus nubes de madera personalizadas, que me enamoraron en cuanto las vi. Teníamos de casualidad varias cosas estampadas con nubes para decorar la que iba a ser la habitación de las niñas, así que decidimos que ese iba a ser el tema central de la decoración, las nubes. Me puse a buscar algunas cosas más para completar y… voilà! Me aparecieron estas nubes que puedes personalizar con el nombre que quieras, justo acabábamos de saber que nuestr@ bebé iba a ser Aitana e imaginé de golpe las nubes con los nombres de mis pequeñas. ¡Dicho y hecho!

dav

Las nubes están talladas y pintadas a mano y se puede elegir el color, tanto el de la nube como el de las letras. Se cuelgan donde se prefiera con una cuerda que ya traen incorporada y a nosotros nos ha quedado así de bonito en la pared:

dav

¿Os gusta? A nosotros al menos nos encanta y acabamos de decorarlo con un vinilo de nubes de colores de Boho Deco. Este rincón es parte especial de la habitación, que os enseñaré en cuanto rematemos los últimos detalles.

Baby Moments Cards

Y ya por último… las Baby Moments Cards, otro producto estrella de MiMuselina desde que las lanzaron. Son tarjetas que podemos incluir en las fotos que hagamos a nuestros peques recordando momentos especiales, como sus cumplemeses, sus primeras veces… Estas me parecen diferentes por su colorido, sus bonitos dibujos y porque son bilingües, en español por una cara y en inglés por la otra.

dav

¿Qué os pareció todo? Evidentemente hay muchas cosas que aún no probé en su uso diario porque andan esperando a que nazca Aitana, pero os dejé aquí mis primeras impresiones. El cojín sí llevo usándolo desde que lo pedí hace ya un tiempo y de momento no me está defraudando. Duermo más cómoda con él, que es lo importante. Podré contaros más en cuanto nazca la peque pero si vosotr@s ya probásteis algo de esto… ¡contadme, por favor! Agradeceré vuestras opiniones.

¡Hasta pronto!